Compartir sus crepys o historias de terror reales conocer a personas de esta pagina


(jygsaw_123) #1

bienvenidos cuando alguien envie un mensaje yo empezare compartiendo una historia de terror espero que este chat sea de su agrado


(rosally) #2

Osea que nosotros te enviemos nuestros creepys? O solo para saber


(jygsaw_123) #3

si tu quieres ya que tu contestaste enviare una :v esta me paso en la vida rial


(jygsaw_123) #4

era s√°bado me acuerdo que estaban pasando pel√≠culas como robocop,jackie chan entre otras pel√≠culas noventeras en el canal 5 hab√≠a terminado de ver la de robocop eran las 8:59 ya estaba atardeciendo despu√©s estaban pasando muchos comerciales despu√©s anuncio el canal 5 que iban a pasar la pel√≠cula de chukie 1 me acuerdo de ver la mitad mi hermana se quedo a ver la pel√≠cula despu√©s ella noto algo raro en la pel√≠cula el mu√Īeco de chuckie se le quedo mirando amy hermana y despu√©s ella apago la tv.


(jygsaw_123) #5

y pues no solo es para historias tambien para socializar de lo que gusten ustedes sus gustos etc


(rosally) #6

Muy corto, pero tiene algo de interesante


(rosally) #7

La fecha es incierta, pero esta historia es m√°s bien conocida por lo que oculta el espantap√°jaros.
Muchos saben que fue creado con el fin de asustar a los p√°jaros para que no se coman la cosecha del granjero. Pero lo cierto es que toda historia de terror lleva su propia historia.
Y esta es una de ellas…

La visita de un familiar resultaria algo diferente para esta familia, sus integrantes son solo cuatro.
La ruta por donde ellos iban era extenso , así que solo los distraía el paisaje del horizonte.
Mientras el padre cargaba provisiones la ni√Īa abrazaba su peque√Īo mu√Īeco. Uno del cual encontr√≥ cerca de su casa, en la cuidad. No en donde los campesinos suelen despejarse.
Su madre ayudaba a su esposo cargando la gazolina.
Luego de esperar unos minutos. El hijo mayor miro a su hermana‚ÄĒaprovechando el momento de su distracci√≥n ‚ÄĒ le arrebato el mu√Īeco. Provocado que ella se enojase.
‚ÄĒ¬°Sebasti√°n dame mi mu√Īeco!
‚ÄĒ¬°√Ďa√Īa la nena de mam√° quiere a su novio, √Īo√Īa!
‚ÄĒ¬°D√°melo! ‚ÄĒlloraba al intentar alcanzarlo pero √©l, siendo m√°s alto estiraba su brazo.
‚ÄĒBasta ni√Īos, al auto ‚ÄĒorden√≥ su padre al sacarle el mu√Īeco a Sebasti√°n.
‚ÄĒ¬°Pero ella sigue usando un mu√Īeco, ya no tienes cinco a√Īos!
‚ÄĒDeja a tu hermana, solo ha cumplido nueve. Tu tambi√©n tuviste tu mu√Īeco a su edad.
Le devolvi√≥ el mu√Īeco a Dorothy. Ella festejo sonriendo y sacando despu√©s la lengua.
Sebasti√°n refunfu√Īo y luego se fue a su asiento respectivo.
En cambio su hermana, Dorothy se sent√≥ junto a su mu√Īeco. Este ten√≠a la apariencia de un espantap√°jaros, solo que llevaba un mo√Īo rojo que le rodeaba en su cuello. Peque√Īo pero rojo vivo. Ella siempre dormia con √©l, cada vez que no lo hac√≠a tenia pesadillas. Por alguna raz√≥n ella se sent√≠a a salvo pero por otra, ocultaba algo.

En cuanto se avecinaba la noche, su padre alquilo un departamento. Para cuando sea otro día, seguirían su camino.
Aunque por m√°s que no pueda evitarlo, su hermano sent√≠a algo extra√Īo esa noche, se levant√≥ s√ļbitamente de la cama. Y luego de ver que solo se trataba de un sue√Īo supo, que ese mu√Īeco (el cual usaba su hermana), llevaba el mismo s√≠mbolo del mu√Īeco de trapo.
Un creepypasta no tan conocido pero que sólo un usuario había hablado de el, y que sabía que al final de la historia todo terminaba mal.
Con delicadeza agarro el mu√Īeco, sin que Dorothy lo sintiese, lo sustituy√≥ con una manta. Mientras que se iba a la puerta, escucho pasos, provenientes del ba√Īo. Se par√≥ y se detuvo a observar. Pero como vio que nadie se mostraba o al menos algo. Prosigui√≥ en marcharse lejos del departamento .
Parec√≠a que tomaba una decisi√≥n apresurada, pero el ten√≠a la certeza de que se trataba del mismo mu√Īeco. Solo que este ten√≠a otra forma, como si supiese que imagen tomar para su siguiente v√≠ctima. Al cual llevar√≠a lejos.
Ya hab√≠a agarrado de antemano f√≥sforos y alcohol para quemar al maldito mu√Īeco.
‚ÄĒSe que me escuchas‚ĶY no te dejare que juegues con mi hermana, yo se que la odio‚Ķpero la quiero‚ÄĒ saco la tapa de la botella y lo esparci√≥ sobre el mu√Īeco. Lo tiro dentro de una caja de cart√≥n , y por ultimo dejo de s√≠ caer los f√≥sforos.
De un solo abrir de ojos se prendió fuego. Sebastián permaneció allí mirándolo por un momento, sólo para asegurarse de que se quemará por completo.
Luego de finalizar el acto se marchó tranquilo, pensando que eso era lo que lo impacientaba por las noches. Y que por muy rara que sea , a su hermana le agradaba.

Al d√≠a siguiente les tocaba irse, como se debi√≥ suponer, su hermana empez√≥ a buscar impacientemente al mu√Īeco. Pero como no lo hallo ella ya saco sus ideas.
‚ÄĒ¬°¬°¬°Tu fuiste!!!‚ÄĒ Empuj√≥ a Sebasti√°n‚ÄĒ ¬ŅDonde esta mi mu√Īeco?
‚ÄĒNo se a que te refieres‚ÄĒ murmur√≥ ‚ÄĒLa habr√°s perdido.
‚ÄĒ¬°¬°¬°Mentiroso ,mentiroso, mentiroso!!!
Esta vez fue su madre quien los detuvo.
‚ÄĒ¬°Hey! , ¬ŅQu√© pasa con ustedes?
La hermana replicó, pero solo llorando.
Su hermano negaba, como de costumbre.
Al fin y a cabo tuvieron que irse, sin el mu√Īeco.
En todo el viaje no le dirigió la palabra, estaba como muda, triste.
Sebastián por momentos se arrepentía, pero luego de recordar la historia, decidió seguir en su postura.
Después de transcurrir todo el viaje, al final sus abuelos los esperaban. Junto con su primo mayor, Daniel.
‚ÄĒ¬ŅC√≥mo est√°n mis peque√Īos angelitos, eh?‚ÄĒ Los saludaba su abuela paterna. Con abrazos y dulces.
‚ÄĒMe parece que alguien se levant√≥ con la cara larga ‚ÄĒagreg√≥ su abuelo al azarla hacia sus brazos‚ÄĒDime‚Ķ¬ŅQu√© pasa?
Como a√ļn segu√≠a enojada, no supo contestar.
‚ÄĒLo siento pap√°, es que perdi√≥ su mu√Īeco favorito.
‚ÄĒOhh ya veo‚ÄĒ dijo al mirar la a los ojos.‚ÄĒ No te preocupes, que ya regresara, ¬ŅEh?
Se metieron adentro de la casa, pero antes Sebastián se detuvo al mirar entre las cosechas de maíz.
‚ÄĒSebas , ven que ya esta la comida‚ÄĒ le dijo su primo.

Aunque sus abuelos la animaran ella segu√≠a pensando en su mu√Īeco.
Cuando alguien se acercó a su habitación ella sabía que se trataba de su hermano.
‚ÄĒLa abuela tiene varios mu√Īecos‚ÄĒse le acerc√≥ ‚ÄĒ¬ŅPor qu√© nos vas y eliges uno?
‚ÄĒYo se que tu fuiste‚Ķ
‚ÄĒNo, tu entiende.
‚ÄĒSent√≠as celos de que lo tuviera‚Ķ‚ÄĒlo miro de reojo ‚ÄĒLo quemaste.
‚ÄĒDory‚Ķ
‚ÄĒ¬°TE ODIO!
Empezó a arrojarle cualquier objeto que encontrase a su alrededor. Tan asi que cuando vio que su hermano se sorprendía, lo hecho de su habitación. Cerrandole la puerta en la cara.
Su padres le castigaron por lo que hizo.
Ella no sali√≥ en todo el d√≠a , seguia pensando en lo que le hab√≠a pasado su mu√Īeco. No pod√≠a conciliar el sue√Īo, ya que la √ļnica ‚Äúpersona‚ÄĚ que lograba eso era su mu√Īeco .
‚ÄĒExtra√Īo a Andy.
De repente, de la ventana oyó algo golpear . Se trataba de ramas provenientes del árbol que daba cerca de su habitación. Ella se acercó hacia el con cuatela.
Para cuando quiso ver que pasaba. La ventana misma se habrío de la nada.
Dorothy retrocedi√≥, pero lo que hizo que le llamara la atenci√≥n era que alguien hab√≠a dejado en la silla (cerca de la puerta) un mu√Īeco.
‚ÄĒ¬ŅAndy? ‚ÄĒpregunto.
Al verlo m√°s de cerca supo de quien se trataba.
‚ÄĒ¬°¬°¬°Andy!!!
Lo sostuvo y lo llevo a sus brazos, y luego a la cama en donde durmio al fin con tranquilidad.
Pero sin darse cuenta de que ese mu√Īeco estaba compuesto por otro tipo de cosa.
Restos de lo que sería de la granja.

Al día siguiente su primo les pidió ayuda. Dorothy en buscar baldes que él había dejado entre los maizes mientras que Sebastián le tocaba buscar el rastrillo para juntar la paja y ojas que estaban al costado del camino.
Cuando ella lo buscaba, encontr√≥ el balde, pero cerca de un espantap√°jaros. De tama√Īo de un hombre normal. Atado a un palo.
Su apariencia le hacia acordar a su anterior mu√Īeco.
‚ÄĒTu te pareces a Andy‚Ķ ¬ŅSer√° que ser√°s √©l?
Quería tocarlo para saber si se trataba de el. Pero cuando estaba a punto de tocar su mano , le interrumpió su hermano.
‚ÄĒEl primo dijo que ya encontr√≥ lo que le faltaba, ven.
‚ÄĒEst√° bien‚Ķ
Al alejarse, solo su hermano quedo atr√°s.
Sebastián se le quedo viendo al espantapájaros a los ojos. Este tenía huecos, ya que sólo era hecho de ropajes sucios y paja.

Mientras se hacia de noche ella se quedaba por hora mirando su ventana que daba justo en el √°ngulo en donde daba hacia donde estaba el espantap√°jaros. La luna lo alumbraba, d√°ndole presencia entre los la cosecha.
Al mismo tiempo que ella lo hacía, su hermano se encontraba afuera ayudando a su abuelo.
‚ÄĒAbu‚Ķ ¬ŅPodr√≠a hacerle una pregunta?
‚ÄĒNo hay problema mi ni√Īo.
Miro hacia el espantap√°jaros.
‚ÄĒ¬ŅTu lo armaste? ‚ÄĒle dijo al se√Īararlo ‚ÄĒEs que me da curiosidad.
‚ÄĒLo hizo mi madre, ella fue la misma que lo planteo cada vegetal. Ella siempre se preocupa por su cosecha.
‚ÄĒYa veo‚Ķ
Cuando se hizo las nueve. Dorothy volvió a recibir una visita inesperada.
‚ÄĒBienvenida Dory‚Ķ
Ella despertó de una.
‚ÄĒ¬ŅAndy?
‚ÄĒSi‚Ķ
‚ÄĒ¬°Sab√≠a que eras tu! ‚ÄĒcorri√≥ a abrazarlo ‚ÄĒ¬ŅC√≥mo es que me reconociste?
‚ÄĒLos amigos nunca se olvidan.
Mostró un rastrillo.
‚ÄĒPor eso hay que vengarnos de tu hermano.
Ella lo miro sorprendida.
‚ÄĒPero √©l cree que eres malo.
‚ÄĒ¬ŅAh, en serio? ‚ÄĒsonri√≥ entre su piel de tela, sus ojos eran celestes llamativos ‚ÄĒDemostremos que esta equivocado.
Ambos fueron a su habitación.
‚ÄĒ¬ŅSebasti√°n?
El atino a ver primero al acompa√Īante de Dorothy.
‚ÄĒ¬°¬ŅQu√©?!
‚ÄĒHola Sebasti√°n‚Ķ ¬ŅTe acuerdas de mi?
‚ÄĒ¬°DOROTHY AL√ČJATE DE √ČL!
Intento tomar de su brazo pero el espantap√°jaros se interpuso entre el y ella.
‚ÄĒ¬ŅQu√© quieres decir?. Dory me eligi√≥ y tu te olvidaste de mi.
Dorothy abrazos a Andy por la espalda mientras mostraba una sonrisa.
‚ÄĒ¬ŅRecuerdas cuando tambi√©n eras un ni√Īo, y decidiste ser mi amigo?.. ¬ŅQu√© pas√≥ con ese Sebasti√°n que me hablaba sin parar, eh?.. T√ļ le niegas a Dory ser mi amiga, pero cuando eramos amigos , eras feliz‚Ķ

Sebastián intento escapar por la ventana. Pero el espantapájaros lo empujó haciendo que se golpeara la cabeza.
‚ÄĒ¬ŅTe duele?.. Oh‚Ķ Que pena, yo podr√≠a ayudarte. Pero fue as√≠ como me dejaste.
Dorothy le ofreció su mano.
‚ÄĒSe de nuevo nuestro amigo.
El dudo por un momento. Pero luego de ver que el espantapájaros también lo hacía. Entro en nervios.
‚ÄĒ¬ŅTu‚Ķ Me lastimaras?
‚ÄĒNo‚Ķ ‚ÄĒmiro como si aquello fuera una barbaridad ‚ÄĒNo a ustedes sino a sus padres.

Cuando se hizo las tres de la ma√Īana. El espantap√°jaros preparo su juego para acabar con los padres de sus amigos.
Agarro el rastrillo y llevo por la fuerza a su mamá por el piso. Su esposo oyó el grito más atroz. Ya que era llevada por toda la casa mientras que él se desesperaba por encontrar a sus hijos.
Pero cuando los vio, noto que se encontraban en el patio del frente .
‚ÄĒ¬ŅChicos que est√°n haciendo? , vengan hay que irnos.
‚ÄĒPap√°, nos iremos con Andy, el nos cuidara.
‚ÄĒ¬ŅQu√©?
‚ÄĒPap√° ‚ÄĒdijo Sebasti√°n ‚ÄĒYo lo olvid√©, pero ahora me reconcilie con √©l.
‚ÄĒ¬ŅTe refieres a esa cosa?
‚ÄĒQu√© descort√©s llamarme as√≠, ¬Ņno crees? ‚ÄĒdijo Andy, el espantap√°jaros ‚ÄĒ¬ŅQuieres ver algo para recordar?
Le se√Īal√≥ el techo.
Toda su familia estaba crucificadas, todas sus tripas est√°n esparcidos por el techo, la sangre se derramaba en el mismo.
El padre grito de ira. Quiso hacer algo, pero eran sus propios hijos los cuales le sostuvieron.
‚ÄĒ¬°Hijos, que‚Ķ
‚ÄĒ√önete a nuestra familia. Padre. ‚ÄĒdijo Dorothy.
‚ÄĒEl siempre nos ayudaba, hasta incluso mat√≥ a otras personas. ¬ŅTe acuerdas de los brabucones que me lastimaban, y tu no hac√≠as nada?.. Pues √©l se encargo de ellos‚Ķ ‚ÄĒagreg√≥ Sebasti√°n al sonre√≠r a Andy.
‚ÄĒExacto, yo soy su √Āngel‚Ķ El que los cuidara en tu partida‚Ķ ‚ÄĒle traveso un cuchillo en la garganta. Luego trajo el rastrillo y se lo clavo en el est√≥mago.
Sus hijos hicieron lo mismo.

Para cuando la madre de su primo vino de visita. Se llevó la sorpresa de que todos estaban muertos. Los encontró a todos plantados entre las cosechas. Como si ellos también fuesen espantapájaros.

Pero lo hermanos Jackson no se encontraban con ellos, le dieron por desaparecidos


(jygsaw_123) #8

es que no es crepypasta es un relato real


(jygsaw_123) #9

mucho gusto rosemary :slight_smile:

una vez vi una crepy con su nombre :v


(El escritor rojo) #10

Bueno no me has contestado pero creo q iniciaré yo:

Yo estaba en un lugar muy oscuro, tanto que no podía ver ni mis manos aunque las tuviera de frente, de repente empezó a hacer un calor insoportable al mismo tiempo que el lugar se estaba tornando en un rojo oscuro y pesado, con niebla negra rodeando el lugar y el olor a sangre y azufre se intensificaba.
No hay que ser muy listo para darse cuenta de donde estaba, estaba en el infierno.
En ese momento una voz profunda y fuerte emergi√≥ de la oscuridad; - Supongo que ya te diste cuenta de donde te encuentras.- yo estaba estupefacto no sab√≠a que responder, inconscientemente las l√°grimas empezaron a brotar de mis ojos, as√≠ que con una voz rota le dije; - Al menos puedes decirme por que estoy aqu√≠?, digo aunque nunca fui creyente viv√≠ mi vida lo mejor que pude y ayude a tantos como pude, s√© que e pecado pero no creo que me merezca esto. - Que esperabas?, me contest√≥ la voz, as√≠ que le dije.- Tu mayor enga√Īo fue hacer que crey√©ramos en ti no?, el me respondi√≥, -No, mi mayor enga√Īo fue hacerle creer a la gente que habr√≠a otro camino; finalmente le pregunt√©: - Tu eres Lucifer?
-No… Yo soy Dios


(jygsaw_123) #11

no vi un mensaje anterior solo es este como quieres que te conteste


(jygsaw_123) #12

un gusto escritor rojo


(jygsaw_123) #13

esta corta pero me gusto


(El escritor rojo) #14

Gracias, espero que te gusten mis creepypasta d que he subido


(jygsaw_123) #15

cuando tenga tiempo lo hare men ahora estoy por irme de visita


(rosally) #16

En serio? :v. Que coincidencia


(jygsaw_123) #17

si enserio el cuadro de rosemary


(jygsaw_123) #18

si enserio se llamaba el cuadro de rose mary