El misterio del Motel Jefferson (GTA: San Andreas)


(DACA) #1

Tenía 10 años y jugaba al GTA: San Andreas en mi PS2. Era todo normal, tenía el juego completado al 100%, todos los saltos acrobáticos, todos los territorios conquistados, básicamente todo lo que se podía hacer.

Un día se me ocurrió ir al Motel Jefferson, lugar donde transcurre la misión “Reuniting the Families”. Al entrar, vi todo raro, estaba totalmente vacío, no había nadie en las habitaciones ni en los pasillos. Al llegar a una cruzada, había un tragaluz roto, y recordé la entrada de los SWAT en la misión antes mencionada. Entonces mi curiosidad me llevó a pensar, “¿Que hay más allá de ese tragaluz?”.

Activé el truco de saltar alto. Luego de varios intentos, logré subir. Al mirar con la cámara, vi un icono de guardado. No le di importancia y salté al vacío con el paracaídas. Fue el peor error de mi vida.
Estuve un gran rato cayendo, aproximadamente 5 minutos, hasta pensé en reiniciar la consola porque creí que el juego se había trabado, pero la curiosidad me incitaba a seguir mirando. Finalmente, llegué a ver una parte de East Los Santos, pero era extraño, el cielo estaba de un color rojizo, no había nadie en las calles, ni autos, ni nada.IMG_20190609_204620

Activé el truco del jetpack, y comencé a explorar el lugar. Dicho lugar era un trozo de mapa, ya que tenía unos límites en los que caías al vacío.

Las ventanas estaban transparentes, y el interior de las casas también, no había nada.

Al ir a un extremo del mapa, me encontré con una casa con una ventana transparente, pero dentro vi algo colgando, ese algo me perseguiría en mis pesadillas durante toda mi vida.

Le disparé con casi todas las armas, hasta le tomé fotos, y esas cosas se balanceaban y movían. Al momento de tirar un explosivo, perdí el control de CJ.

CJ lanzó un grito desgarrador, tan realista que me puso los pelos de punta. Comenzó a hacer una animación extraña, que nunca había visto, como de llorar. Los gritos y llantos no cesaban, eran como los que se escuchaban al caer sin paracaídas, o al quemarse.

Estuve 5 minutos esperando a que algo pase, los gritos y el llanto no cesaban, hasta que finalmente, pararon, y CJ comenzó a correr al vacío, mientras la cámara estaba estática. CJ se perdió en la lejanía.

No podía poner pausa, y tocar algún botón no surtía efecto. Reinicié la consola.

El juego no arrancaba, lo único que decía era “GTA San Andreas critical error”, en una ventana con un icono de X.

Al retirar el disco, vi que estaba completamente rayado, como si alguien le hubiera pasado un papel de lija por detrás, era obvio que no iba a funcionar.

Nunca volví a entrar a ese hotel, ni cuando compré otro disco de GTA San Andreas para PS2, ni para PC, ni para PS3, ni le conté a nadie sobre esto.