El origen de Caitlin A. Reynolds


(rosally) #1

Escuche que las personas que sufren muertes trágicas, vuelven para vengarse.
Que hasta incluso se aparece en frente de las personas que le habían causado su muerte.
Pero resuelta que no muchos creen que haya una posibilidad de que el alma de alguien vuelva a este mundo. Y que acose a cada persona que pase a su lado.
Aunque les fuese algo de otro mundo, mi vida se basaba en Asesinatos.
Sin embargo, mi vida no era así. Hasta que conocí a Caitlin. Una joven de veinte años, cabello largo de color marrón. Ojos grises y almendrados.
Una sonrisa simpática con un toque de gracia en cuanto se reía.
Yo en cambio, era una chica simple , nada interesante. Sólo que estuve en el momento menos oportuno…
Aproximadamente eran las 20:00 de la noche. Caminaba por el sendero que se encontraba al costado de la carretera. Pero se preguntarán… ¿Qué hacía a altas horas de la noche?, en especial, sola. Pues habia sufrido un accidente, que me costó mucha plata. En resumidas cuentas, un imbécil se paso de velocidad , freno de golpe. Y eso causó que chocará de frente con el.
Lo maldije y lo mande a ya saben donde. Pero como sobre todo, era un tipo desagradable, me dejo allí. Varada en casi medio de la nada, mi auto estaba destrozado y mi celular no tenia batería.
Una mala noche, que no acostumbrada a tener.
Mis piernas no daban más, ya había caminado por horas. Y no encontraba una parada de servicio. Y además hacia mucho frío.
No era tanto cuando de la nada se me apareció una chica. En las mismas condiciones en que yo estaba : golpeada y sucia.
Aunque no es de exagerar, solo había sufrido unos cuantos golpes.
Me acerqué a ella, por que note que caminaba con dificultad.
—¡Oye!.. ¿Está bien? —corrí hasta llegar a su lado. Estaba casi segura que ella no entendía lo que le decia. Por que al volver que miraba el cielo en vez de verme a mí, supe que algo andaba mal en ella.
—¿Estas drogada…?
—¿Eh?.. —fue lo único que atino a decirme.
Cuando mi mano le toco el hombro. Ella se sobresaltó.
—¡Ahhhh!.. ¡¡¡Déjame!!!
—¡OK, OK!.. Dios que loca…
Me aleje lo suficiente como para no tratar de verla. Pero lo curioso es que de repente dejo de gritar. Como si ella se hubiese esfumado en el aire.
—¿Pero que…?.. Genial, falta que me haya topado con un fantasma…
—¿Cómo te llamas? —dijo una voz.
Era la misma chica pero solo que no estaba tan alterada.
—Perdóname , pero debo irme. —suspire y pase a su lado «Que no me hable, por favor, es lo que menos necesito…».
—Te llamas Chelsse.
Pare de un brico.
—¿Disculpa, como sabes mi nombre?
—Te conocí en el colegio. ¿Te acuerdas de mi?
Mi mirada busco en cada instante algo con lo que me podría defender. Pero como no no tenia nada, solo tuve que seguir la corriente.
—Yo…
—Mi nombre es Caitlin Reynolds.
De repente me vino una imagen a la cabeza.

… Si saben de su paradero, llame al número… Se busca a Caitlin Reynolds, dieciséis años, se presume que actualmente tenga unos veinte años…

—¿Caitlin…?. Hace mucho que habias desaparecido. ¡Ven, le informaremos a tus padres!
Ella me detuvo, sosteniendo mi hombro con mucha fuerza.
—Ay… Caitlin me lastimas…
—No.
—¿Y por que no?.. ¡Tu familia te ha buscado por cuatro años!
—Chelsse… Yo no estoy viva. He muerto —Alzó una mirada vacía, sin vida. Sus ojos estaban profundamente tristes —Desde que he muerto, no he visto a mi familia, amigos, vecinos… Por favor —se arrodillada —¡Ayúdame!
Un sudor frío paso por mi espalda, seguido por un temblor que no paraba sin cesar.
—¿Cómo… Quieres que te ayude? … Es decir… No…
—Quiero vengarme…
De repente ella traspaso sobre mí.
Mi vista se nublaba. Perdía el equilibrio.
Vomite en el acto. Luego deje de actuar por mi misma.

12 De febrero de 2018.

—Erika, ten más cuidado con los platos. Estos casi se te caen.
En un local de comida rápida. Había una chica nueva, que apredia a medida que le indicaban los sitios como : El puesto de helado, el cajero, donde preparan la comida y el baño que con frecuencia solía tocarle.
Luego de limpiar lo que se le fue mandado , fue al baño del personal. Ya que se había ensuciando el uniforme con algunos aderosos.
—Genial, mi primer día y la hecho a perder.
Mientras se limpiaban. Alguien le tocó la puerta.
—¡Ahora voy, solo espere un segundo!
Pero aquella persona insistía.
—¡Dije espere!
Y entonces espero, cuando se enjuago las manos le abrió la puerta.
Se encontró con una chica morena. De cabellos ondulados y con un acento peculiar.
—Disculpe, el baño de damas está clausurado. ¿Cuando lo podrán abrir?
—Dentro de un rato, disculpe la tardanza.
Se fue de inmediato al baño. Lo abrió con sus respectivas llaves. Y cuando lo cerró tras de sí y prendio la luz. Se llevó una sorpresa.
—¡Mierda!
Habia una chica parada de espaldas. En un rincón.
—Oh… —se llevo la mano al corazón —Casi me mata del susto, ¿Cómo es que entro aquí?.. ¿Señorita?
Ella no le respondía, vió que en sus manos le goteaba sangre fresca.
—¡Oh Dios! —le tembló las manos —¿Está bien, quiere que llame al hospital?.. Queda cerca.
Aquella chica dio media vuelta. Murmuró algo que ella no alcanzo a entender.
—Perdona, no te escucho… Hablaste muy bajo.
—¿Conoces Patrick Hudson?
Ese nombre no se le hacía conocido.
Por más que le fuese inquietante. No sabía como responder, su garganta se había cerrado. Y en el ambiente estaba más frío que lo habitual.
—¿Conoces a Patrick Hudson, si o no?
Negó con la cabeza.
—Entonces no me sirves…
Avanzo a pasos cortos, pero a medida que lo hacia. Las luces a su alrededor titulaban sin parar.
—No… Por favor… ¡Ayuda, que alguien me…
Desapareció.
—¡¿Eh?!.. Pero qué…
—¡Erika que haces!. Los clientes esperan y tú no haces nada.
Su compañera la noto pálida.
—¿Estas bien?..
Erika no contestaba. Solo se desmayó a penas volteo a verla.

29 de julio de 2017.
_

"La desaparición de Caitlin Reynolds produjo en su vecindario un desconcierto. Todos creían en aquel barrio estaban a salvo de robos, asesinos y/o otros peligros. Sin embargo, el peligro estaba en cualquier zona, no importaba si dentro o fuera de tú casa. Del peligro, nadie se salva "

_

—¿Por qué lees esto Caitlin?
—Sólo estaba buscando algo para leer, y solo esto me apareció en Internet. Es un comentario de un hombre de 50 años. Su nombre es el secreto, solo pone en anónimo sus comentarios.
—Entonces, ¿ Te interesa los extraños, escenas policiales y los que ves en la televisión?.. —dijo su amiga al ver el principio del texto.—¿Te das cuenta que esa chica que desapareció se llama como vos?
—Su nombre entero es Caitlin Jesse Reynolds y el mio es Caitlin Adelaide Reynolds. Es distinto.
—Pero ambas tienen la misma edad…
Caitlin miró la fotografía y el incapie del mismo. Afirmó que tenía razón.
—Eso es desconcertante… —murmuró su amiga.
—Sólo agradezco no estar en su lugar.
—¡Caitlin! —le llamaban por detrás de ellas.
Se trataba de su mamá que traía el teléfono.
—Es tu novio.
—Gracias Mamá.
Se fue al comedor para charlar.
—Señora Reynolds, ¿Sabe si tiene más familiares en esta zona del vencidario?
—Sólo su tío y su abuela. Después es todo lo que yo se.
—Ya veo —volvió a leer el artículo.
—Cait volvió a buscar esas historias, ¿No? —sonrió la señora al identificar el recorte. —No se cansa de leer esas cosas, es igual que su Tío, Thomas.
—¿De que trabaja él?
—De policía, pero ahora está en la zona del centro de Louisiana. Trabaja mucho —suspiro —Al menos es el que tuvo suerte en la familia, y a mi por ejemplo trate de conseguir un oficio. Pero al tener a Cait tuve que decidir…
—Entiendo, pero al menos no esta sola. Mi madre le pasó el mismo caso, pero igual esta estudiando.
—Me alegra Bernice.
Cuando Caitlin volvió, Bernice se levanto.
—¿Vamos a comprar un helado?
—Me gustaría, ¿Ma, quieres que te compre algún helado?
—Está bien, cariño. Estoy bien.
Se despidió con un beso en la mejilla.
Para cuando estaba lo suficientemente lejos. Su madre tomó el recorte y lo tiro al tacho de basura.
—Jamás sabrás lo que paso con ella…

16 de Febrero de 2018.
La familia de Chelsse estaba preocupada, no la encontraba por ninguna parte. Llamaron a la policía local.
Ninguna respuesta.
—¡No es cierto, ella estaba en la ruta, cerca de la calle Washington!. ¿Cómo es posible que desaparezca así como si nada?
—¡Tranquila mamá , ya veremos que nos dirá la policia!
El padre abrazo a su esposa, junto con la hermana menor de Chelsse.
De repente el teléfono sonó.
—¡Chelse! —fue lo que primero dijo.
—No señora, soy el oficial de su zona. Thomas Johnson. Le llamo para informar que hemos encontrado a su hija, esta bien. Es solo que estaba aturdida, tuvo un accidente, cerca de donde se encontró su automóvil Chevrolet.
—¡Gracias a Dios!.. ¡¡¡Muchas gracias!!!
El oficial colgó.
Entre tanto, Thomas Johnson tapaba a Chelse con una manta en sus hombros.
—Lo peor ya pasó, ¿Si?, solo debes decirme quién se interpuso en tú camino, a la hora en que todo esto te paso.
—Me acuerdo su patente, “pbm 201,”,… De color blanco, un… Mercedes… Es todo…
—Lo encontré, de eso estate seguro.
Los ojos marrones de él hicieron que ella se relajará más.
—Gracias.
Al alejarse, ella musito mientras bajaba la mirada.
—Me vengare, por mi muerte y del que me hizo esto.

30 de Octubre de 2017

_"Querido diario, la pasaré en una fiesta. Con mi novio, Patrick. Yo se que el no le gusta ir solo en una fiesta que es exclusivamente privado. Pero como yo soy su novia, ¡Lo acompañare!. Admito que si me enteraría de que el había bailado con otra chica, estaría saliendome humos por las orejas. ¡Ya lo sé, exagero! :-P. Pero en fin. Hoy saldré y me pondré linda. _
Caitlin "

—¡Viniste! —festejaba Bernice.
—Obvio, no dejaré que nadie me robe mi novio —decía Caitlin al toma de brazo de Patrick.
Patrick era el típico caballero pero tímido a la vez.
Cabello negro rizado y ojos negros como el carbón. Fue lo primero que a Caitlin le llamo la atención.
—Chicas, les espera una fiesta… ¡¡¡Para morirse!!! —alegraba el novio de Bernice.
—¡Woo! —decían todos en unísono.
Mientras todos saltaban en el son de la música eléctrica. Caitlin se fue a escondidas con Patrick, a un cuarto donde solos estaban festejando.
—Hoy esta hermosa —sonrió Patrick con sus dientes blancos y sin rastro de comida en ellos —Hace que un hombre como yo se vuelva loco.
—¿Ah… Sí? —lo miro de forma divertida mientras le levantaba la camiseta.
—Si.
Ambos se besaron mientras la canción duro.
Pero apenas se cambio de canción, Patrick se detuvo.
—Aunque hoy, yo seré el que lo disfrute.
—¡De que hablas, ya lo sé! —se reía mientras trataba de volver a besarle. Pero el se alejo.
—Me enamore de otra persona, Caitlin. Para llegar a ella debo pasar por algo antes.
—¿Qué…? —sonrió sin comprender —¿Tomaste de más, amor?.. Creó que se te subió el alcohol a la cabeza. ¡Ja, ja, jajaa!
—No estoy bromeando, y solo tú tomaste.
Paro de reír. Se alejo de el al la vez que la canción de rock empezó a escucharse en el fondo. Seguido de unos gritos de aficionados .
—Patrick, ¿Qué dices?.. ¿Quieres dejarme…?.. Después de seis años conmigo.
—Ay, linda. Yo me he cansado de ti y de tu estúpida amiga. Estaré con alguien mucho mejor que vos. Perdona —la tomó de los hombros —Ya no eres nada para mi.
La sonrisa que antes consideraba perfecta ahora le era detestable. Y aquellos ojos que la enloquecian se tornaron distantes y por momentos locos.
—Patrick.
—¿Sí?
—Vete al infierno.
Tomó sus cosas y se fue a la puerta.
—Lo siento cariño, pero antes debo hacer algo. Y ese algo es asesinar a alguien.
—¡Entonces matate a ti mismo!
Al abrir la puerta se topo con otro hombre. Pero como este la tomó del cuello y la tiro al suelo. Caitlin escupió por sobre sus pies.
—¡Son unos locos, déjenme!
—¿Tragiste el cuchillo?
—Aquí tienes, ella estará muy orgullosa de ti.
Patrick sonrió al raz mientras se abalanzó sobre Caitlin, Alzó el cuchillo por arriba de ella.
—Al menos, será un cuerpo con un rostro lindo. Adiós mi linda Caitlin.
—¡No, por favor!.. No me mates —sollozaba al mismo tiempo en que sus manos le impedían avanzar.
—Es tarde.
Cuando quiso hacerlo, alguien tocó la puerta.
—¡Caitlin, Patrick, los estamos esperando afuera! —era Bernice.
—Shhh…
Patrick puso un dedo en sus labios.
—¡Caitlin, yo se que estas ahí!. Dejen de hacer lo que hacen y vengan!
—Ahora vamos —murmuró entre dientes.
Berenice espero afuera.
—Si le dices algo de lo que pasó, ya sabes como termina —le indico Patrick al hacer señales de que le cortaría el cuello.
—Está bien…
Fueron afuera, mientras le sostenia de la mano. De forma insegura y con miedo.
—¡Ay Caitlin, vamos quiero ver una sonrisa!
Ella le sonrío esforzadamente pero con cuidado de que no notará su miedo.
Cuando ellos se sentaron en sus respectivos lugares. Patrick la condujo a otra parte.
Detrás de un árbol.
—¿Ves?, tu amiga estropea todo. Y tu me eres inservible. Por eso también acabaré con ella.
—¡No, no, no! —le sostuvo de las manos —Patrick, por favor… No
—¿Me va a llorar otra vez? —acariciaba su mejilla al mismo tiempo que el cuchillo pasaba entre sus piernas. —Convenseme.
Caitlin lo miro a los ojos. Cerró los mismos con mucho miedo.
—Está bien.
Se agacho, se acercó a su miembro.
—Eso… Solo eres una perra. Que no sirve, pero que lo hace bien en hacérmelo.
Caitlin había escondido una pequeña navaja. Con el le apuñaló en el estómago.
—¡Ahhhh!
Ella corrió con toda velocidad. Mientras se iba de la fiesta.
Su amiga no la encontraba. Ni a Patrick.
—¿En donde están?..
—Seguro que están en lo suyo, tranquila bebé —le decía su novio.
Caitlin había tomado su auto, fue tras la ruta que le conducía hacia la parada de policía más cercano.
Sin embargo, un auto la seguía atrás.
—Dios por favor…
Seguían y seguían pero tras pasar un rato a pura velocidad. Patrick la obligó salirse del camino.
El auto de Caitlin dio varios vueltas, antes de que se detenga por completo.
Él la saco del auto, sabiendo que estaba inconsistente.
—Sabes, creo que tendré una última noche de placer contigo. Solo para recordar lo mucho que este corazón amaba… En especial esos pechos…
La había violado, y no sólo una sino varias veces. Para cuando ella había despertado, noto el dolor que le había producido.
—¿Berenice…? —decia sin aliento.
—No, no soy tu estúpida amiga. Soy yo Patrick.
Ella alcanzó a ver más de cerca. Pero solo su sonrisa se veía en la noche.
El resto se perdia en la oscuridad.
—¡Eres un maldito hijo de…
Patrick la beso, par solo hacerla callar. Mientras acercaba el cuchillo al corazón.
—Te amo —le dijo, y con un solo movimiento. La apuñaló.

30 de Octubre de 2018.

—Hoy Caitlin cumple 21. En cualquier lugar en donde esté , que descanses en paz —decía un padre en un cementerio. En donde los padre de Caitlin Reynolds habían gravado una lápida.
Chelsse estaba entre las personas que estaban vestidas de negro.
Cada uno dejaban una rosa blanca. Mientras que todos iban. Chelsse tocó la lápida, en donde vio que estaba una foto.
—Era muy bella —se escucho atrás.
Chelsse, o más bien, Caitlin. Volteó.
—¿Te conozco? —dijo Patrick.
Habia cambiando por completo, aquel cabello negro había sido rapado y su mirada estaba perdida en dos posos que tenia ahora como ojeras.
—Era compañera de Caitlin. En la época en que aún estaba viva.
—Se me hacía familiar … Con razón te note a la distancia.
Su voz temblaba. Aunque el lo corregía por momentos tosiendo.
«Te pudriras en el infierno», pensaba Caitlin.
—Sabes, si ella estuviese viva. Le hubiese pedido matrimonio.
Caitlin se sorprendió, aunque no se hizo ver nada en le rostro de Chelsse.

Aquella mañana, Chelsse sabía por qué andaba extraña. El espíritu de Caitlin Reynolds la seguía y solo quería que averigüe sobre este tal Patrick, pero ahora ve que lo que habia hecho. Lo consumió en vida.

—La extraño —musito Patrick al depositar una rosa roja. Única entre las rosas blancas. Él sabía que a ella le gustaba las rojas.
Eso hizo que cayera una gota de lágrimas. En aquellos ojos fríos que tenían Chelsse.
Se fue entre la multitud, mientras el espíritu de Caitlin le indicaba que en esa misma noche, idearian un plan.

En el departamento en donde Patrick se encontraba no había casi nadie.
Momento que aprovecharía .
Paso por desapercibida en todo el hotel.
Todo, hasta llegar al departamento, fin del camino.
Tocó el timbre.
—¿Si? —se escucho del otro lado.
—Pizza.
—Yo no pedí pizza —dijo Patrick al entre abrir la puerta.
Desde el otro lado. Vio a una joven, pintada como una calavera. Le sonrío a través de ojos grises.
—Es parte del hotel, gratis.
Patrick dudo por minutos, hasta que le abrió al fin.
—Es extraño…
Chelsse le pego con una patada al pecho. Causando que cayera al suelo.
—Hoy moriras.
Patrick solo prestaño sorprendido.
—¿Quien eres?
—La persona que has olvidado y asesinado. Por lo que hiciste, irás al infierno.
—¿¡Caitlin!?
—Nunca me creí tu papel de niiño triste. Eso no es propio de ti.
En los ojos de Patrick brotaron lágrimas.
—Entonces hazlo, lo tengo por merecido… —entre cerró sus ojos y solo espero a que ella lo mate.
—Oh… ¿Con que te sientes arrepentido?..
Lo llevo al último piso y lo obligó a pararse en el borde del avismo.
—Sabe que lo que has hecho, estuvo mal. Pagarás. Te pudriras y vere como tú Maldita cara de hipócrita será deformada por el mismo concreto. Yo te ame pero lo que siento es solo dolor.
Patrick sonrió con pena.
—Lo se, por eso quiero darte esto —le entrego una pequeña cajita.
—No quiero tu porquería.
—Está bien, yo lo abriré.
Lo que dejo a la vista era un collar con un pequeño cristal rojo.
—En tu cumpleaños, te premeti. Y aquí tienes —se lo entregó en las manos. —Feliz cumple Caitlin. Te amo.
Le beso en los labios, a pesar de que ella no le correspondió.
—Adios Patrick.
Ella tocó su pecho y le dio un pequeño empujón.
Su cuerpo cayó.
Más pronto, se supo de su muerte.
Y que dedujeron que se había suicidado. Por que había puesto una carta que aclaraba su confección por la muerte de Caitlin Reynolds.

01 Marzo de 2018.

_"La muerte de mi sobrina había sido aclarado. El asesino se suicidó por cobardía. Pero lo cierto es que ella siempre estará con nosotros. _
_Su nombre siempre será Recordando. _
Oficial Thomas Johnson "

**_

SI al fin has sabido de mi , recuerda. No todos son confiables, (…) el peligro estaba en cualquier zona, no importaba si era dentro o fuera de tú casa. Del peligro nadie se salva (…)

_**


(XUNMPTBBNCWi) #2

No sé porque siento que es un pequeño Spoiler de Mundos Caóticos o de The Game Of Dreams 5


(rosally) #3

hehehehe no sabre decirte, pero en parte …7u7…es unos de los creepys mas originales


(XUNMPTBBNCWi) #4

Tenemos un misterio que resolver Scooby xDxdxd


(system) #5

Este tema se cerró automáticamente 7 días después del último post. No se permiten nuevas respuestas.