Garras en el metal


(FastusF) #1

Vivo en una pequeña casa, alejada del centro de la ciudad, pero despues de mudarme minimo una vez al año, esto es lo mejor que me pudo pasar. Hay pocos vecinos, y frente a casa solo hay un descampado enorme donde antes habian caballos blancos, y ovejas esponjosas. Cada tanto aparecian uno o dos de estos animales descuartizados en la calle. La policia nunca hizo nada. El dueño falleció en su pequeña casa, los animales se vendieron y no se supo nada de lo que pasó.

Tengo la suerte de haber nacido en invierno, aunque ni en esta estacion hace tanto frio. De dia paso mi cumpleaños bajo el sol calentito y brillante, el cielo despejado pero con viento fresco que te hace temblar levemente. Pero de noche. De noche es el problema. Las nubes cubren la luna, los rayos iluminan el cielo, la lluvia cae fuerte, el viento se lleva todo lo que no está fijado al suelo. Las luces se cortan, el frio es mas fuerte, la oscuridad asusta.
En la madrugada las nubes se dispersan, la luna brillante aparece y la tranquilidad vuelve.

En uno de mis cumpleaños, despues de la tormenta escuche un gemido lastimero, como el de un cachorro herido. A pesar de ser menor, estar sola y sin luz, salí por la ventana a ver que pasaba. Caminé descalza con una linterna hasta llegar a un arbol, donde vi un bulto negro… ¿llorando?
Tenia algo de miedo, parecia un perro pero era mas grande que yo. Retrocedi unos pasos y pensé “quizas si llamo a la vecina me puede ayudar”. Volvi sobre mis pasos mirando hacia ese… ¿animal? pero cuando llegué a mi ventana, eso se paró en sus patas traseras y me miró dandose vuelta. Casi se me sale el alma con verlo. Sus colmillos, sus garras, sus ojos enormes, brillantes y rojos. Habia partes de su cuerpo donde se veian los huesos y su pelaje se transformó en humo, incluso desde lejos podia sentir el olor putrefacto que desprendía.
Aterrada, entre por la ventana y la cerré, incluso la persiana de metal bajé. Me meti en la cama, esperando que no venga, pero se escuchaban sus pasos y gruñidos. Quise llamar a alguien pero olvide cargar mi celular y sin luz no podia conectarlo.
El animal llegó hasta mi persiana y la arañó. Pero cuando estaba por arrancarla… un estruendo se escuchó. La lluvia y los rayos volvieron. Y no pude escuchar mas que los truenos y el agua caer.

Esa noche intenté dormir pero no pude. Al amanecer dije para mi misma “fue mi imaginacion o quizás un sueño”, pero cuando salí, ahi estaban las marcas en el metal.
En las siguientes noches no pasó nada. Mis padres pusieron rejas en las ventanas y cambiaron las persianas. Pero los animales siguen apareciendo muertos en la calle y en cada uno de mis siguientes cumpleaños aparecen las marcas de garras en el metal…

Ayuda.


(rosally) #2

buen comienzo, siguelo por que me intriga :wink: