Happiest (creepy OC (completa))


(Carla) #1

Hola, me llamo Sarah, soy bastante sociable y muy charlatana, o eso es lo que pretendo aparentar, cuando llego a casa después de otro día lleno de mentiras, grito y lloro, en la noche mis padres me escuchan hablar sola, como teniendo una conversación conmigo misma, pero nada de eso importa, lo único que me importa a mi es poder hacer feliz a mis amigos… Una noche calurosa recibí un mensaje de mi mejor amiga Stephanie.

-Hola.
¿ocurre algo? a esta hora
sueles estar dormida-

-He estado pensando…

                              que novedad xD y que       
                                         ha pensado esa                   
                                           cabecita loca?-

-Ya no quiero ser tu amiga.

                            😱😱😱 buena esa 😆-

-Sarah esto es en serio.

                               ¿ocurre algo para que 
                                              pienses eso?-

-Solo deja de hablarme y punto.

No creo que lleguen a imaginarse todo lo que me dolió aquello, nos conocíamos desde el jardín de infancia, aquella noche, todo cambió. Al día siguiente de lo ocurrido llegué al instituto con ojeras, con mi pelo castaño recogido en dos coletas y con una sudadera negra. Todos me saludaban, pero yo hacía caso omiso. Pasaron los días y me volví mas antipática y agresiva, nadie me hablaba ya, y mi novio me dijo que no quería el corazón frío que tenía y me dejó para irse con Stephanie ‘No importa…de todas formas… el no me hacía caso’ me dije. Sentí como si alguien me observase pero al mirar a mi alrededor no vi a nadie ‘Es el maldito cansancio’ dije frotándome mis ojos anaranjados, seguí con la misma sensación durante todo el día, salí del Colegio y al llegar a mi casa me encerré en mi cuarto como de costumbre y me puse a escuchar música mientras comía chocolate. Mi madre no estaba hasta la noche en casa y mi padre se la pasa de juerga todo el día así que tenía la casa para mi sola. Horas mas tarde alguien llamó al teléfono, baje las escaleras un poco enfurruñada ‘¿Quién se atreve a jorobarme mi tiempo musical?’ cogí el teléfono y contesté ‘¿Diga?’ dije con una voz un poco amable “¿Es usted la señorita Beaufoy?” me quedé intrigada ‘soy Sarah Beaufoy ¿Quién pregunta?’ dije con la voz un poco cortante “Mire, soy el jefe de su madre… ella fue disparada por un ladrón en media persecución” Traté de contener las lagrimas pero no pude ‘ella esta…’ através del aparato escuche un suspiro de tristeza “Si, ella ha fallecido, lo sentimos mucho” después de eso colgó, yo quedé de rodillas en el suelo en un estado de shock, me moví como pude y me fui a mi cuarto y me metí en la cama, en ese momento solo quería desaparecer. Al rato, mientras dormía sentí otra vez la presencia, y que me estaban observando en mi mente no paraba de sonar la frase ‘Estoy sola’. Al despertar a la mañana siguiente sentí algo filoso y frío en mi cama, también sentí un pequeño pinchazo en el lateral y ví que estaba sangrando por un corte, me destapé y al quitarme las sábanas de encima ví un cuchillo con algo de sangre ‘¿Cómo ha llegado eso ahí? ¿Me habré vuelto sonámbula?’ mientras intentaba resolver aquellas dudas fui al baño a curarme la herida, volví al cuarto y limpié las sábanas que estaban manchadas de sangre, baje a dejar el cuchillo en su sitio y a dejar las sábanas en la lavadora, ví a mi padre tirado en la mesa, borracho como de costumbre, escuché la ducha y un pensamiento me víno a la cabeza, pensé en mi madre pero recordé lo del día anterior, la llamada, subí al baño y abrí la puerta decidida, tenía el cuchillo aún en la mano, al abrir ví a una mujer, parecida a mi madre -¿¡Que tipo de broma es esta!?- dije enfurecida acercándome a la mujer que llevaba puesta una toalla cubriéndole de pechos a rodillas, se me quedó mirando aterrorizada, mi padre subió corriendo las escaleras, me pegó tal susto que al girarme le hice un corte en el cuello uno no muy profundo pero tampoco muy leve ‘¿¡Pero a ti que te pasa!?’ gritó la mujer del baño ‘¿mami? ¿Eres tú?’ dije con lágrimas en los ojos ‘¡Claro que no! ¡Michael me dijiste que tu no tenías hijos!’ gritó la chica, me acerque a ella y le pase el cuchillo suavemente por la mejilla ‘una pregunta ¿Te gusta hacer feliz a tus “amigos”?’ dije mientras hacia comillas al decir la palabra amigos ‘s-si’ contestó con una expresión confundida y aterrada a la vez, sonreí y con una voz más alegre le dije ‘¡Que bien! ¡Una cosa que tenemos en común mami! Pero yo tengo un problemilla’ dije riendo ‘¿Q-Que problema?’ dijo temblorosa ‘verás, todos tenemos una cajita con alegría, pues a mi, es cajita se me ha vaciado’ la chica me miraba con una cara un poco aterrada, yo continúe explicando ‘el caso es que el favor es… ¿Me prestas tu felicidad?’ dije riendo, la mujer asintió casi sin pensarlo dos veces ‘¡Que bien!’ dicho eso le enterré el cuchillo en el cuello, por la parte donde pasa la yugular y se la corté, al instante ella falleció, mi padre estaba agarrado a la barandilla de las escaleras tratando de ir a por el teléfono cuando me abalancé sobre el haciendo que ambos cayesemos por las escaleras, el empezó a sangrar y a mi, ya me daba igual el dolor, me han hecho daño tantas veces que por un golpe más no me voy a poner a llorar, al llegar abajo mi padre acabó con el cuello roto, yo solo caí sobre él ‘Que pena, no he podido pedirte tu felicidad… Pero ya que no estas con nosotros más… Te la cogere prestada’ sonreí y salí da la casa. Los policías no tardaron más de media hora en llegar, yo estaba alejada de la casa, pero no mucho, estaba en la acera de en frente con una sudadera naranja con círculos negros, contemplando la masacre, reviviendo el momento en mi cabeza, aquel momento que perdí la cordura, aquel momento en el que por primera vez en mucho tiempo, me sentía alegre de verdad, me siento renacida, siento más sed de alegría… ¿Y tu? ¿Me prestas tu felicidad~?

INFO:

Pelo: Marrón castaño, normalmente con dos coletas bajas.

Ojos: Anaranjados.

Edad: 13 años.

Cumpleaños: 28 de enero.

Ocupación: Proxy de Slenderman.

Rasgos: Tiene pecas, y unos pocos moratones de cuando se cayó de las escaleras.

Gustos: Matar, chocolate, música, leer, jugar videojugos, las cosas de terror, jugar con sus víctimas.

Odio: Tareas de casa, verdura, los recuerdos con su padre, el Rosa.

Frase: ‘’¿Me prestas tu felicidad?’’

Ropa: su traje de asesina consiste en una sudadera naranja con círculos negros, la capucha de la sudadera tiene dos orejas de gato negras, un tapabocas negro con una sonrisa Roja, he Chá por la sangre de sus víctimas, pantalones largos azules, botas militares negras y guantes negros sin dedos.

Arma: normalmente usa las manos pero en el bolsillo lleva el cuchillo con el que asesinó a la novia de su padre y una navaja.

Relaciones: le gustaría ser amiga de todos los creepys para rregalarles la felicidad que recolecta, pero si no es el caso, simplemente ignorará a aquel creepy con el que no se lleve relativamente bien.

Curiosidades:
-Le agradan mucho Toby y Hoodie.
-Ve a Slenderman como una figura paterna.
-Masky la intimida.
-Ve a Toby y de Hoodie como los hermanos que nunca tubo.
-Tiene Claurofobia (Miedo a los payasos) por lo que no puede ni ver a Candy Pop ni a Laughing Jack.
-Cuando de pone nerviosa se empieza a rascar agresivamente los brazos y se acaba haciendo sangre.


(Carla) #2

poh weno no kiero que se cierre asi que publicaré respuestas :'D