Happiest (Creepypasta OC)


(Carla) #1

Hola, me llamo Sarah, soy bastante sociable y muy charlatana, o eso es lo que pretendo aparentar, cuando llego a casa después de otro día lleno de mentiras grito y lloro, en la noche mis padres me escuchan hablar sola, como teniendo una conversación conmigo misma, pero nada de eso importa, lo único que me importa a mi es poder hacer feliz a mis amigos… Una noche calurosa recibí un mensaje de mi mejor amiga Stephanie.

-Hola.
ocurre algo, a esta hora sueles estar dormida-
-He estado pensando…
que novedad xD y que ha pensado esa cabecita loca?-
-Ya no quiero ser tu amiga.
Buena esa :scream::scream::scream:-
-Sarah esto es en serio.
¿ocurre algo para que pienses eso?-
-Solo deja de hablarme y punto.

No creo que lleguen a imaginarse todo lo que me dolió aquello, nos conocíamos desde el jardín de infancia, aquella noche, todo cambió. Al día siguiente de lo ocurrido llegué al instituto con ojeras, con mi pelo castaño recogido en dos coletas y con una sudadera negra. Todos me saludaban, pero yo hacía caso omiso. Pasaron los días y me volví mas antipática y agresiva, nadie me hablaba ya, y mi novio me dijo que no quería el corazón frío que tenía y me dejó para irse con Stephanie ‘No importa…de todas formas… el no me hacía caso’ me dije y seguí caminando por la calle. Sentí como si alguien me observase pero al mirar a mi alrededor no vi a nadie ‘Es el maldito cansancio’ dije frotándome mis ojos anaranjados, seguí caminando calle abajo con la misma sensación durante todo el camino, al llegar a mi casa me encerré en mi cuarto como de costumbre y me puse a escuchar música mientras comía chocolate. Mi madre no estaba hasta la noche en casa y mi padre se la pasa de juerga todo el día así que tenía la casa para mi sola. Horas mas tarde alguien llamó al teléfono, baje las escaleras un poco enfurruñada ‘¿Quién se atreve a jorobarme mi tiempo musical?’ cogí el teléfono y contesté ‘¿Diga?’ dije con una voz un poco amable “¿Es usted la señorita Beaufoy?” me quedé intrigada ‘soy Sarah Beaufoy ¿Quién pregunta?’ dije con la voz un poco cortante “Mire, soy el jefe de su madre… ella fue disparada por un ladrón en media persecución” Traté de contener las lagrimas pero no pude ‘ella esta…’ a trabes del aparato escuche un suspiro de tristeza “Si, ella ha fallecido, lo sentimos mucho” después de eso colgó, yo quedé de rodillas en el suelo en un estado de shock, me moví como pude y me fui a mi cuarto y me metí en la cama, en ese momento solo quería desaparecer. Al rato, mientras dormía sentí otra vez la presencia, y que me estaban observando en mi mente no paraba de sonar la frase ‘Estoy sola’. Desperté y tenía un cuchillo en la cama conmigo, no entendía muy bien por que, ni siquiera se como ha llegado hasta ahí. Me levanté de la cama para dejar el cuchillo en el cajón cuando entró mi padre con otra chica, él venía borracho como de costumbre ‘papá ¿Quién es ella?’ dije con un tono cortante ‘Tu nueva mamá, hija’ le miré de reojo algo en mi me decía que lo matase, y eso hice, me abalancé sobre él y le clavé el cuchillo en el estómago ‘¿Sabes papi? Este es tu punto final’ sonreí inocentemente y le clave el cuchillo de nuevo, esta vez en el cráneo. La chica solo gritaba y me abalancé sobre ella también ‘¿Como te llamas?’ le dije ‘S-Soy Bárbara’ dijo temblando del miedo ‘Y dime Bárbara ¿te gusta tu vida?’ ella se limitó a asentir ‘¡Que bien! ¡Ahora somos dos! ¿Sabías? Hasta hoy, he odiado mi vida pero eso ha cambiado’ dije con una gran sonrisa en la cara ‘Pero, por desgracia no hay bastante felicidad en este triste y mentiroso mundo, por eso voy tomar tu felicidad, ¿Me prestas tu felicidad?’ Dije con un tono infantil pero sádico a la vez, ella comenzó a llorar y yo le clavé el cuchillo en la garganta. Después de aquella escena subí a cambiarme, me puse una camisa negra en la que en gris ponía ‘Good Bad vibes’ solo que con el Good tachado, unos pantalones vaqueros azules y mis botas converse negras, sentía que aún no estaba lista, ¿pero que me faltaba? Ya lo tengo, fui a la habitación de mi madre y de su armario cogí un tapabocas con una sonrisa roja en ella. Perfecta, incendié la casa pero para mi mala suerte no pude escapar a tiempo, por culpa del gas me desmayé. Desperté un rato después, en un bosque miré a mi alrededor y vi un ente, bastante pálido y con las extremidades exageradamente largas. Desde aquel día no soy mas aquella farsante que fui, ahora soy una Proxy, ahora me siento feliz, ahora me siento libre, ahora me siento… Yo misma.

INFO:

Pelo: Marrón castaño
Ojos: Anaranjados
Edad: 13 años
Cumpleaños: 28 de enero
Ocupación: Proxy de Slenderman
Rasgos: Tiene pecas
Gustos: Matar, chocolate, música, leer, jugar videojugos, ayudar a sus amigos, las cosas de terror
Odio: Tareas de casa, verdura, deporte en exceso, los juegos de mesa, los recuerdos con su padre.
Frase: ‘’¿Me prestas tu felicidad?’’


(Midnight moon) #2

Muy buena tu historia, sólo hay unas pocas faltas de ortografía que corregir, también sería genial un poquito más de desarrollo.
Me encantó tu personaje


(Carla) #3

siento lo del las faltas, es que estaba medio dormida, intentaré volver a publicarlo con mas desarrollo y gracias


(system) #4

Este tema se cerró automáticamente 7 días después del último post. No se permiten nuevas respuestas.