La casa de los sueños


(Teruel) #1

Cuando yo era niño tenía sueños muy creativos, y también extraños, solía solar mucho con unas creaturas parecidas a un humano pero hechos de algo que parece como algo similar a un cristal pero gris con algunas líneas y manchas entre negras y rojas. en la superficie estaban desgastados, cómo un parabrisas roto. Eran aterradoras cuando me perseguían de manera desesperada, además de que soltaban una especie de gritó de dolor, como si cada movimiento les doliera. Pero algo que nunca voy a olvidar es que una noche soñé que una de esas cosas salió detrás de mi y se lanzó sobre mi, cuando me tiro sentí un líquido que brotó de su cuerpo, me di cuenta que era algo similar al la sangre, pero no tuve tiempo de analizar lo que veía cuando sentí que esa cosa me mordió la espalda, entonces me desperté totalmente asustado. Esos eran los peores sueños.

Pero cuando fui creciendo fui perdiendo la capacidad de soñar y si no fuera por los diarios de sueños yo no recordaría nada de eso, aun que no sea algo que quiera recordar siempre. Pues un día en la escuela con mis amigos platicando sobre los sueños que tuve José menciono aquella loca teoría de que los sueños son reales en otra dimensión, pero menciono algo que le llamó la atención a los demás, que existen lugares donde aparecen portales que aumentan la conexión de los sueños con otras dimensiones, después de eso ya no recuerdo que más dijo, más tarde en el grupo de WhatsApp envío una foto y dijo “miren esto!” Repetidamente, era la foto de una casa pero tomada a lo lejos, la verdad no sé veía tenebrosa pero se notaba que la abandonaron al menos hace una década. Era de color azul de un piso con una puerta de madera muy gastada, parecía estar en la orilla de una playa, pero había algo peculiar con ella, estaba en un montículo con pasto como a unos 3 metros de alto de la arena, estaba rodeada de arena con un camino también elevado con pasto.

José sugirió que fuéramos el próximo sábado, y cómo la mayoría estuvo de acuerdo fui con ellos, José estuvo hablando sobre que ese lugar era un portal de los que dijo pero yo estaba más preocupado por qué iba a decirles a mis papás sobre el viaje de al menos 6 horas.

El día que acordamos tuve que inventar algo sobre un proyecto para poder ir con una mochila, comida y agua para 6 horas, total que cuando llegamos José se apresuró a llegar a la puerta para comprobar si aún se podía entrar por la puerta, entonces abrió y se metió primero, luego entramos los demás y lo vimos con una piedra gris en la mano, en ese momento sentí otra vez aquella mordida en la espalda, me di cuenta que era esa cosa de la que estaban hechas las cosas que me perseguían

Todavía no está acabado, continuaré cuando pueda y estaré leyendo opiniones


(system) #2

Este tema se cerró automáticamente 7 días después del último post. No se permiten nuevas respuestas.