Una exploración tenebrosa a la estación fantasma del subte de Buenos Aires


(Alberto Rolla) #1

Hola gente, estoy empezando en esto de las creepypastas, acá va una historia que hace días vengo pensando escribir:

Todo comenzó una noche del viernes en la ciudad de Buenos Aires. Siempre he sido fanático de las leyendas urbanas que nos hablan de fantasmas, de echo, mi ciudad, La Plata está llena de mitos urbanos, pero este había sido un mito que siempre quise corroborar. Así que ni lerdo ni perezoso ese viernes, un poco más temprano, tomé el Plaza (línea de colectivos que va a diario de La Plata a Buenos Aires) que me dejaba cerca de la estación Lima de la línea A del subte de Buenos Aires. Cuando hice esta expedición la línea A tenía las antiguas formaciones de principios del siglo XX. Era uno de los últimos viajes antes de que cambiaran los trenes por unos mas nuevos, por desgracia de la emoción se me olvidó sacarme una seflie en los viejos vagones que estaban por extinguirse. Espere en un café que fueran las 11:10 de la noche, hora en la que aproximadamente pasaba la ultima formación del día por la estaicón Lima, cuando llegó la hora, compré un boleto y pasé el moliente. Cuando iba bajando las escaleras del subte sentí que alguien me venía siguiendo, comencé a ponerme cada vez mas nervioso pensnado que era un delincuente (chorro como le decimos acá) que me quería asaltar. Luego de agarrar valor, dispuesto a irme a las trompadas con el chorro voltee y para mi sorpresa no había nadie, pero sentía que había alguien cerca mío y siguiendome. Es una sensación rara, pero como no había nadie decidí olvidarlo y seguir con mi aventura. Llegué a la plataforma donde se toman los subtes y espere a que pasara la ultima formación del día, solo tenía que hacer una estación hasta alberti, cabe destacar que la estación fantasma de la leyenda está entre las estaciónes Pasco y Alberti, la estación fantasma es la estación Alberti Norte que fue clausurada luego del derrumbe que mató a 2 obreros que estaban trabajando en el lugar al momento del desplome.
Cuando el tren llegó a la estación sentí un escalosfrío terrible, ese debió ser un presagio de lo que estaba por venir.

LLEGADA A LA ESTACIÓN ALBERTI

Desde aquí, todo se vuelve cada vez mas bizarro y paranormal. Dejé que el subte se alejara prudentemente y asegurándome de que no me mirara un guardia salté a las vías y seguí camino hacia la estación abandonada, habré caminado solo 40 metros cuando empecé a escuchar murmullo que al acercarme a la estación abandonada empezaron a convertirse en gritos desgarradores y lamentos. Finalmente llegué a la estación abandoanda y pude ver los espiritus de los obreros. Al verme, uno de ellos gritó claramente -“HEY! ¿QUÉ HACES ACÁ?”, yo no supe que responder del cagazo, a lo cual respondí escuetamente con un “caminando”. El otro espíritu me adivrtió que su compañero no estaba molesto, sino que preocupado, ya que según lo que logro recordar me dijo que por esa estación merodeaban entes de muy baja vibración que podían atacarme fácilmente. Así que decidí prudentemente irme del lugar y volver a la estación Alberti, cuando voy a mitad de camino escucho que se aproxima un tren. - Es imposible - pensé, ya que me había subido a la última formación del día. - ¿Me habré equivocado con el horario? - me pregunté a mi mismo en silencio, quedé horrorizado al ver que dos luces venían directamente hacía mí. En ese momento corrí como el diablo buscando un lugar para escapar de la inminente embestida del tren, rápidamente encontré un lugar y me escondí esperando que pasara la formación, pero nunca pasó. En ese momento mi corazón latía como loco y con mis manos y brazos aún temblando todo por el cagazo que me dió ese tren aparentemente fantasma seguí caminando hasta la plataforma común y corriente, pero justo antes de llegar a la estación en uso comencé a sentirme mareado y perdí el conocimiento. Cuando finalmente recobré el conocimiento, estaba rodeado de médicos haciendome preguntas de todo tipo, posiblemente la que mayor peso tenía era la clásica pregunta: - "¿QUÉ HACÍA UN CHICO COMO VOS EN MEDIO DE LAS VÍAS A ESTA HORA DE LA NOCHE?" les dije que me había bajado en la estación equivocada y aprovechando que no pasaba otro subte mas ese día, caminé hasta la estación en la que me correspondía bajar. Estuve hospitalizado por 2 días, bajo observación médica y psiquiatrica. Cuando finalmente volví a mi casa en La Plata, había una nota debajo de mi almohada que decía Tuviste suerte esta vez, los curiosos terminan muy mal, no volvas a pisar la estación Alberti Norte a no ser que quieras ser poseído por un ente del bajo astral
Y acá termina mi historia.
Saludos creepypasteros.


(system) #2

Este tema se cerró automáticamente 7 días después del último post. No se permiten nuevas respuestas.